martes, 13 de julio de 2010

La Taberna Encantada

Me pidió una amiga (la fabulosa creadora de "La Tortuga Pecosa") que en mi próximo post ponga algo más alegre, que no sea todo de guerra y violencia. Pues a pesar de que está difícil el tema, porque el mundo de las miniaturas se centra en el conflicto en un 99,9% tirando por lo bajo, he rescatado estas minis de la serie "townsfolk" de Reaper Miniatures. No hay mucho que comentar con respecto a las figuras, son un tabernero gordo completamente estereotipado y dos mozas de taberna, que perfectamente podrían ser la mujer y la hija del primero.


En cuanto al pintado... lo primero pedir perdón por revelarlas al mundo XD. Son de cuando empecé a pintar más o menos en serio (si es que alguna vez se ha podido decir eso de mí :P) y jugaba al rol, y las pinté deprisa y corriendo, sin ningún tipo de cuidado (ni criterio), más que nada para poder usarlas en la partidas de dungeons en la eventualidad de que entrasemos en una taberna.


Para empezar están imprimadas en negro, cosa que no suelo hacer y que en lo sucesivo haré aún menos; salvo que tenga que pintar un nazgûl o similar, entonces sí que merece la pena, lógicamente :P. En esencia, las figuras tienen color base y una luz, tal cual suena, son duotono. Además al tabernero le ha pasado algo en la pintura de la piel, en la foto no se ve pero está como llena de burbujitas, con un efecto bastante repulsivo. Pero esto ya ha dejado de ser problema porque ahora mismo están en el Sanatorio. Lease, el bote de disolvente. Sí, Nené, ya sé que no te gusta lo de reciclar figuras, que es bueno ver cómo se ha progresado, etc. En este caso ni siquiera sirven para ver la evolución; si no me falla la memoria, estas figuras las pinté después de mis primeros encargos de pintura, y la Compañía del Anillo que pinté y que fue mi primer encargo estaba bastante bien, así que mira, guardo las fotos, pero a las figuras les quiero dar otra oportunidad, porque sí que es cierto que son unas minis bastante simpáticas y con ellas se podría incluso hacer un pequeño diorama.



Pues nada, Espe, ahí te queda eso; lamento que no te haya podido ofrecer algo más digno de ti, pero como te decía, el mundo de la miniatura está creado casi en exclusiva para las partidas de rol y los wargames, y en ambos casos es más llamativa una figura que suelte ostias como ruedas de molino que una que tome el té con pastas :P. Para mi próxima revelación, os presentaré algún otro "metetoñas". Cuidaos, y pasad a visitar a este viejo ermitaño siempre que podais. Yo os esperaré aquí, como siempre. En mi abysmo.

P.S: Por supuesto, no podía dejar de mencionar que el nombre de esta revelación está inspirado en el disco homónimo de Jose Carlos Molina (del grupo Ñu). El disco me encanta, es tan medieval...

1 reflexiones:

LA TORTUGA PECOSA dijo...

gracias x ponernos a estos chicos tan majos...me gustan mucho y creo q es genial q pongas tus primeras obras, pq asi vemos lo bien que expresas en tus figuras, de verdad enhorabuena!!! y gracias x la dedicatoria.

un besito!!

Publicar un comentario